El perro fiel

El perro fiel

En esta fábula mexicana se cuenta la historia de un hombre que tenía un perro al que no paraba de maltratar, debido entre otras cosas a la situación de pobreza que pasaba.

El espíritu de los animales, Kakasbal, habló con el perro maltratado y le sugirió que abandonase a su amo, ya que todos los días recibía muchas palizas. El animal se negó en rotundo diciéndole que nunca escaparía porque él era un perro fiel, a pesar de que su dueño nunca se lo agradeciera.

El espíritu fue tan insistente que el perro le hizo creer que aceptaría su propuesta. Para ello, debía venderle su alma y el animal tendría un deseo.

El can le pidió al espíritu un hueso por cada pelo, ante eso el espíritu se puso a contarlos hasta que el perro se acordó de su amo y se movió a propósito para que éste perdiera la cuenta. Tras el enfado del espíritu, el animal aseguró que fue por las pulgas.

Este proceso se repitió hasta cien veces, entonces Kakasbal se dio cuenta de que el perro no quería venderle su alma. Por lo que le respondió al perro, «me has engañado, pero me has dado una lección, porque ahora sé que cuesta mucho más comprar el alma de una animal que la de un ser humano».

Deja un comentario