El serraño y el jalapeño

El serraño y el jalapeño

Cierto día, se encontraban dos chiles, uno serrano y uno jalapeño, en una degustación de comida mexicana a la que asistirían grandes expertos culinarios de esta cultura. Al saber esta noticia, los chiles comenzaron a discutir sobre cuál de los dos era el más picante, y por ende, cuál le gustaría más a los expertos que estaban por llegar.

Estuvieron muchos días preparándose y espero la llegada de los jurados, quienes dictarían cuál de estos dos sería el mejor chile para ser utilizado en los platos que prepararían posteriormente en una feria de comida mexicana abierta al público.

Para su sorpresa, al llegar el momento esperado por los chiles, los jurados tomaron una decisión que dejó boquiabiertos a ambos picantes, pues decidieron incluirlos a los dos en sus comidas, ya que tenían atributos y características que los hacían especiales para los platos que requerían hacer.

En ese instante, los chiles se dieron cuenta de que todos tenemos muchas capacidades y atributos que nos convierten en especiales e importantes para desempeñarnos en el área que nos querramos desenvolver. Es por ello que no debemos prejuiciar a nadie, pues nunca sabemos que tiene para ofrecer y quien necesita de eso que ofrece esa persona.

4 comentarios en “El serraño y el jalapeño”

Deja un comentario